La Tecnología: Un Invitado de Honor en Nuestra Mesa en Tiempos de Covid-19

Publicado el 31 diciembre, 2020 La Tecnología: Un Invitado de Honor en Nuestra Mesa en Tiempos de Covid-19 1

 

El cierre de este 2020 nos invita inevitablemente a reflexionar sobre cómo la tecnología nos ayudó a vivir esta época de Covid-19. Facilitando la gestión de ámbitos tan diversos como la economía, la innovación, la socialización y la educación. Tanto así que, a pesar de los reveses o dificultades que se han presentado, a nivel global se han reconocido avances relevantes en dichos ámbitos, tanto para el mundo público como privado.

¿Qué habría sido de nosotros en esta pandemia si no hubiésemos tenido conectividad mediante internet?

 Mientras combatimos este virus, nos hemos percatado de la alianza que tenemos desde distintos frentes con el sector tecnológico. Y es que se trata de un año que nos ha demostrado que el uso adecuado de tecnología como el internet es un impulsor de primera línea para el desarrollo de las medianas y pequeñas empresas; una herramienta indispensable para el trabajo y la educación, llegando a ser para este último sector el apoyo más concreto para que las naciones pudiesen continuar con sus planes de estudios.

Si hablamos de educación y tecnología, también es necesario dejar en evidencia lo crudo de la desigualdad, tomando atención a las necesidades de los estudiantes más vulnerables de manera de reducir las brechas que hoy aquejan a una parte importante de la población escolar, hoy impactada por el cierre de sus escuelas, sus contextos socioeconómicos y la falta de conectividad, recursos y medios digitales. También si hablamos de educación, este 2020 vivenciamos el vigor de la vocación docente materializada en cada uno de los esfuerzos de aquellos profesores que empujaron su salón de clases a un nuevo plano.

Pero aun existiendo un sinnúmero de adversidades y barreras por superar, es de suma importancia reconocer el tremendo aliado que tuvimos este 2020 como invitado de honor en nuestra mesa. No tuvimos otro aliado con el coraje para ayudarnos por ejemplo a mantener una empresa operativa, disminuyendo riesgos de contagio y maravillosamente lograrlo -en muchos casos- sin afectar la productividad.

Si tomamos en cuenta algunas cifras del mundo laboral, entre un 35% y 40% de los empleados de las economías desarrolladas trabajaron remotamente este año, según un informe de World Economic Forum. Esto permitió que muchos trabajadores pudieran mantenerse a salvo y proteger a sus familias, sin dejar de generar ingresos. Un aplauso a empresas que distinguieron en sus políticas a favor de sus empleados, asimismo a aquellas que reinventaron sus modelos de negocio pensando en sus clientes, sus nuevos clientes. Porque si hay algo claro, es que todos hemos cambiado.

Y es en este punto cuando no nos queda mas que afirmar con certeza que el modelo tradicional se diluye ante un nuevo escenario donde ya no es necesario gastar tiempo, dinero y gasolina para cumplir una jornada laboral de 9 horas. La familia y el medio ambiente lo agradecen; este último registrando reducción de emisiones de CO2 que abren oportunidades importantes para adoptar medidas que contribuyan a la sostenibilidad de nuestras ciudades, porque para esto ya no nos queda tiempo.

Este año, catalogado por Time como el “peor de la historia”, somos muchos y muchas las afortunadas decidiendo con firmeza impulsar nuevos negocios e ideas. Un ejemplo clave lo otorga el reporte Mastercard Index of Women Entrepreneurs, que destaca la capacidad de los negocios liderados por mujeres para salir adelante y sobrevivir a las adversidades, logrando reaccionar con adaptabilidad. Otro acierto de las mujeres lo constatamos tomando en cuenta que tres de los cinco países que se han reconocido entre los que mejor han lidiado con la pandemia este año, sean liderados por mujeres. (Taiwán, Nueva Zelanda y Singapur). Esto según el artículo de Movehub, “The Countries Who’ve Handled Coronavirus the Best – and Worst”.

En conclusión, este año nos ha movilizado hacia nuevas formas de organizarnos en lo cotidiano, hacia nuevos modelos de trabajo menos jerárquicos, más flexibles y más digitales, que vemos hacerse realidad abruptamente, tras haber escuchado por décadas a especialistas insistir en que la transformación tenía que ver con un nuevo mindset; con la cultura, por sobre las herramientas.

Y aquí estamos, listos para un nuevo comienzo; expectantes ante la complejidad; con empuje ante la adversidad y dispuestos a dar lo mejor por nuestros objetivos y por un mejor porvenir.

Es así como este fin de año no será como ningún otro, porque lo que estamos viviendo es la transición hacia el futuro. Para lo cual no puedo desear otra cosa que salud y optimismo, manteniendo viva la esperanza que todos necesitamos para seguir mirando el lado brillante de la vida.

Fuente: https://www.linkedin.com/pulse/la-tecnolog%25C3%25ADa-un-invitado-de-honor-en-nuestra-mesa-sanchez-bola%25C3%25B1os/

Anterior La Importancia de la Facturación Electrónica
Abrir chat
1
Hola Facele quiero consultar sobre: